Niño pequeño

Un niño como la mejor inversión. Calculamos los costos


Los niños son el mayor tesoro y regalo que casi todas las parejas sueñan y planean. Algunos, sin embargo, posponen sus sueños de ampliar la familia porque temen que no pueden lidiar con eso económicamente. Un niño no es solo un regalo, sino sobre todo deber, también el financiero. Y cada uno de nosotros quiere lo mejor para nuestro hijo. También a menudo queremos consolar a nuestros padres con cosas que nosotros, como niños, no teníamos.

Sin embargo, no hay duda de que el niño es La mejor inversión, tanto emocional como económica.. Además, es una inversión que en el futuro nos pagará más.

¿Cuánto cuesta mantener un niño en Polonia?

Las personas que piensan seriamente en expandir su familia son conscientes de eso Tener un hijo es caro. El costo aumenta cuanto mayor es el niño. Tenemos que para un bebé recién nacido completar toda la canastilla, organizar una habitación pequeña o un rincón para dormir, comprar un cochecito juguetes, etc. Media pobreza cuando mamá quiere y puede amamantar si no es posible, los gastos del niño aún se incurren comprar leche modificada, que, seamos sinceros, no es barato.

Un niño mayor es más juguetes, ropa, zapatos, gastos de guardería, niñera y jardín de infantes. Viene despues canastilla escolar, libros de texto, gadgets, que tienen todos los niños y viajes escolares. También hay estudios que absorberán una gran parte de nuestros ahorros.

Entonces es cierto que Necesita recursos financieros para decidir sobre un niño. Todos los padres quieren lo mejor para sus hijos, y en la mayoría de los casos esto significa gastar.

¿Cuánto cuesta mantener a un niño en nuestro país?

Echemos un vistazo:

costo de criar un hijo único - aproximadamente 190 mil PLN;
el costo de mantener a dos hijos - aproximadamente 322 mil PLN;
costo de mantenimiento de tres hijos - aproximadamente 436 mil PLN;
si un niño va a la universidad, más unos 60,000 PLN para un niño.

Mucha gente definitivamente se agarrará la cabeza y dirá "imposible, ¿tanto?". Desafortunadamente, los costos de vida, y estos costos son mayores, cuanto más queremos vivir en un nivel superior. Esto también se traduce directamente en el costo de mantener al niño. Porque si nos importa el buen futuro de nuestro hijo, invertir en su educación, hobby, deporte, cultura, etc. Y probablemente ningún padre responsable buscará ahorros en su propio hijo. Pronto dejaremos de comprar algo para nosotros.

Mirando estos números, Sin embargo, no es sorprendente para algunos padres que posponen o dejan de tener hijos por completo.. La mayoría de las veces esto se debe a sus preocupaciones sobre si pueden hacer frente financieramente al apoyo del niño. Esto es particularmente importante para las personas que trabajan regularmente, tienen bajos ingresos y apenas llegan a fin de mes. Si no tienen suficiente para mantenerse, ¿cómo podrían mantener al niño por el mismo dinero?

Una inversión en un futuro mejor para toda la familia.

Afortunadamente, pocos de nosotros renunciamos a tener hijos solo por razones económicas. El hecho de que hoy sea difícil y no tengamos mucho dinero no significa que siempre será así. Para muchas personas, la apariencia de un niño se convierte en una especie de fuerza motriz para buscar un trabajo mejor y mejor pagado, iniciar un negocio o buscar nuevas fuentes de ingresos.. Finalmente, como padres, nos hacemos responsables de este pequeño e indefenso ser, a quien queremos dar lo mejor de todo. En este caso, el niño resulta no ser tanto un costo como una inversión, en un futuro mejor para toda la familia.

Un niño: un futuro mejor no solo para la familia sino también para toda la nación

Nuestra sociedad se caracteriza por Una de las tasas de fertilidad más bajas de toda Europa. Según las estadísticas, Hay 1.3 niños en una mujer en edad fértil en Polonia. En la práctica, esto significa que la gran mayoría de las parejas y matrimonios polacos tienen un solo hijo. Es por lo tanto por el hecho innegable de que somos una sociedad que está envejeciendo. En la actualidad, nuestras contribuciones se utilizan para pagar las pensiones de nuestros padres y abuelos. Lo que son es mejor no decirlo.
En el futuro, recibiremos nuestras pensiones del dinero ganado por nuestros hijos. Si la situación no cambia y en Polonia nacen cada vez menos niños cada año, afectará negativamente nuestras pensiones, que serán incluso más bajas que las que cobran actualmente los jubilados de hoy. En este caso, tener hijos también es una inversión, no solo para su propia familia, sino también para toda la nación.

Un niño bien educado es garantía de una vejez pacífica

Criar a un hijo no es solo el dinero que invertimos en su educación y desarrollo personal. También es el tiempo que le dedicamos, la educación que le damos y los valores que le transmitimos al niño todos los días. Todo esto influye en qué tipo de persona será nuestro hijo en el futuro.

No debemos olvidar que no somos eternamente jóvenes y llenos de fuerza. Algún día también envejeceremos y tal vez llegue un momento en que necesitemos la ayuda de otra persona. Nuestros hijos son un refugio para la vejez. Por lo tanto, mientras mejor educación y educación les proporcionemos, mayor (al menos en teoría, porque varía en la práctica) y el apoyo financiero con el que podremos contar en el futuro. Pensando en ello en una perspectiva tan larga, queda claro de inmediato que el dinero asignado para mantener a los niños es la mejor inversión que podemos hacer en nuestro futuro.

¿Tener un hijo es solo dinero?

No olvidemos que tener un hijo, a pesar de que cuesta mucho, no tiene precio. Un niño no es solo un costo, sino sobre todo nuestro complemento, un regalo de Dios y una etapa natural en el desarrollo emocional de cada persona. ¿Vale la pena, solo por razones económicas, renunciar a la alegría y la satisfacción de criar a su propio hijo? Cada uno de nosotros debería responder esta pregunta individualmente.

También debemos recordar que a pesar del hecho de que el costo de mantener a un niño es fácil de calcular, se distribuyen durante un período de tiempo tan largo que toda persona responsable debería hacer frente a este gasto. Nosotros, como padres, no estamos solos en el mundo, tenemos familiares, amigos y otros seres queridos con los que podemos contar en cada situación. También hay un estado que año tras año otorga cada vez más importancia al problema familiar y se esfuerza por brindarle las mejores condiciones de vida. Solo queda esperar que la política orientada a la familia en nuestro país se continúe y se desarrolle sucesivamente, de modo que el niño deje de ser percibido como un costo y se convierta en una inversión. Hacia un futuro mejor para nosotros y nuestros hijos.